logotipo
imagen

Universidad Autónoma de la Ciudad de México

Rector
Galdino Morán López

Coordinador de Comunicación
Mario Alfredo Viveros Barragán

Consejo editorial:
Coordinación de Comunicación

Edición
Manuel Granados Vargas
Corrección de estilo:
Sinhué Gutiérrez y Manuel Granados Vargas
Información:
Dolores Luna Herrera, Margarita López López, Sinhué Gutiérrez
Edición fotográfica
Sinhué Gutiérrez y Daniel Martínez
Apoyo administrativo:
Aurora García
Medios electrónicos:
Adrían Jorge
Administración web:
Cirilo Martínez
Fotografías:
Margarita López López, Dolores Luna Herrera, Daniel Martínez
UACM Colectiva es el órgano informativo de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, publicado por la Coordinación de Comunicación. 
Dirección:
Dr. García Diego 168, Col. Doctores, Alcaldía Cuauhtémoc, Ciudad de México. C.P. 06720
www.uacm.edu.mx

Las citas, reproducciones gráficas, fotográficas y demás material incluido en el presente texto están libres de pago de derechos de autor, según la Ley Federal de derechos de autor, publicada en el Diario Oficial de la Federación del 31 de diciembre de 1963. 

Se autoriza la reproducción parcial o total del contenido de UACM Colectiva, citando la fuente. 

Escríbenos a:
comunicacion@uacm.edu.mx 

Conversatorio megaproyectos en México hoy

En este número

Para este número de la gaceta UACM Colectiva tenemos la segunda parte del artículo del profesor investigador Ernesto Aréchiga Córdoba sobre la desecación de los ríos de la Ciudad de México a lo largo de la historia de esta urbe. Las fotografías históricas utilizadas fueron proporcionadas por Rodrigo Martínez Vargas, del Colegio de Humanidades y Ciencias Sociales, quien hizo el rescate de este acervo con habitantes de Tlahuac e Iztapalapa, vecinos de lo que ahora es el plantel San Lorenzo Tezonco. 

El resto del número está dedicado a los foros, coloquios y eventos académicos que se llevan a cabo constantemente en nuestra casa de estudios. 

Coordinación de Comunicación

Página 04

Página 21

Índice

Foro Palestina: el muro de apartheid y vergüenza

Página 08

Página 13

Ríos y lagos por asfalto. Parte 2

Página 18

Sanciones por daños al patrimonio cultural

Reformas a la Ley Federal sobre Monumentos

Página 24

Megaproyectos, geopolítica y territorios indígenas

Página 28

Etnografía socio-antropológica contemporánea

Conversatorio Megaproyectos en México hoy
                                             Por: Dolores Luna

Durante el conversatorio Megaproyectos en México hoy, los participantes coincidieron en que el nuevo gobierno federal continúa con el mismo régimen neoliberal capitalista, al no cancelar de manera definitiva el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM),  el Tren Maya, así como la termoeléctrica en Huexca, Morelos, proyectos que obedecen a capitales internacionales y afectan a las comunidades, ecología y empleos. 

En el salón C-101 del plantel San Lorenzo Tezonco se realizó este conversatorio, en el que participaron Ariana Hernández Rivera, estudiante de Geografía y activista contra el NAIM; Mariela Cruz Velázquez, estudiante de antropología social en la UAM, e integrante de la  Agrupación de Lucha Socialista (ALS), además del profesor Itzám Pineda Rebolledo, académico de la UACM.

Pineda Rebolledo señaló que pertenece a un equipo de antropólogos sociales, egresados de nuestra casa de estudios, así como de la ENAH, quienes han colaborado en la ruta jurídica que estableció el Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra de Atenco, desde el 2014 contra el NAIM.
imagen
imagen

Refirió que la estrategia del abogado de los inconformes era demostrar que los pueblos y comunidades afectadas en la región aledaña al polígono son indígenas originarios y, por lo tanto, tenían que ser cubiertos por los derechos del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y por el artículo segundo de la Constitución, que habla de la autodeterminación de los pueblos sobre su territorio.

"Para ello hay que demostrarle al Estado mexicano que estos pueblos existían antes de la llegada de los españoles, para lo cual se utilizan investigaciones de antropología social, que se presentan en forma de dictámenes periciales, y se elaboran estudios con observación y diálogo en campo con las personas, se hace búsqueda bibliográfica, se recurre a fuentes primarias, como códices y material arqueológico; es un cuerpo interdisciplinario que se tiene que formar para entregar estos dictámenes periciales, esto en dos juicios que interpusieron los habitantes de las comunidades de allá y que todavía no tienen resolución por parte de la jueza" abundó el profesor investigador de la UACM.

Añadió que las comunidades buscan que el gobierno de López Obrador se pronuncie por la cancelación del NAIM y se publique el decreto respectivo en el Diario Oficial de la Federación (DOF); sin embargo, reconoció las implicaciones jurídicas respecto del financiamiento de los bonos que fueron vendidos por la gente de Peña Nieto a empresas financiadoras "que trafican con las promesas de deudas y si se cancela, se les deben a ellos los bonos que compraron y los intereses a 20 años y las multas por la cancelación. Ahí está entrampado, ahí está el problema: cambiar de sujeto en la silla de la presidencia cuando está amarrado a los capitales, no es cuestión de voluntades, hay mucho en juego, miles de millones de dólares que se pueden perder ahí".

El académico criticó las 'consultas a modo', realizadas por el gobierno federal, como la del NAIM y la de la termoeléctrica de Huexca, en Morelos, pues fueron inconstitucionales; "ésta última fue organizada por la Secretaría de Gobernación, a lo que los morelenses se opusieron y quemaron boletas y urnas".

En la sesión de preguntas y respuestas, Pineda Rebolledo dijo que los abogados del Frente de los Pueblos en Morelos y los del Frente de los Pueblos de Texcoco y Atenco, impugnarán los resultados por ser anticonstitucionales y porque no se consultó a los pueblos conforme al artículo 169 de la OIT, que protege a los pueblos y comunidades indígenas.

Además, fustigó que el presidente López Obrador genere violencia, pues en sus conferencias mañaneras ha llamado "radicales" y "conservadores" a quienes se oponen a estas obras y a las consultas, pues "los pone como enemigos en un contexto de violencia en el que está Morelos".  Agregó que nadie le ha explicado al mandatario la irresponsabilidad que cometió, "que culminó con el asesinato del activista Samir Flores".

Finalmente, mencionó que se seguirá con la lucha jurídica para que haya una consulta libre e informada a los pueblos indígenas, pues "estamos ante un régimen que evita que haya cualquier tipo de organización. Lo vimos desde el 2006, López Obrador en sus discursos nunca enuncia un solo colectivo, no habla de la CNTE, del Frente de los Pueblos, del Congreso Nacional Indígena. Habla del pueblo en abstracto o de ciudadanos y busca que nos desmenucemos en individuos. Las políticas públicas están dirigidas para volvernos desarticulados. Estamos ante un régimen que busca que no nos organicemos, el problema es que hay mucha simpatía y siempre te van a aventar los 30 millones de votos con cualquier cosa que se oponga a AMLO".

En tanto, Mariela Cruz Velázquez, de la ALS criticó la no cancelación del NAIM, así como el resurgimiento del Proyecto Integral Morelos (PIM) que data de 1982, en el que además de consultas a modo, hay un etnocidio, pues este tipo de megaproyectos afectan lo ecológico, cultural y político. "Los pueblos indígenas son fragmentados y pierden su cultura. En lo político, los megaproyectos sustentan el capital y aquí se está abriendo para inversiones; es decirles: vengan a invertir a México y ahora el Tren Maya es el Plan Puebla-Panamá, no es reciclar, sino actualizar y al final de cuentas estos megaproyectos van a corresponder al capital no solo al nacional, sino al internacional".

imagen

En la sesión de preguntas y respuestas, la activista señaló que se está creando una red en la Península de Yucatán en la que están Campeche, Quintana Roo y Chiapas, en la que mayas y otras etnias se están uniendo en contra del Tren Maya, aunque, apuntó, "aún no están bien articulados y deben hacerlo, a fin de que ese megaproyecto, que va conjuntamente con una zona hotelera, no devaste la selva, los recursos naturales y las culturas indígenas de esas entidades".

A su vez, Ariana Hernández Rivera, activista contra el NAIM, indicó que los megaproyectos se presentan de manera descontextualizada, como si para el progreso, desarrollo y urbanismo, se deba dar el libre mercado, lo cual representa un golpe a los empleos. "Es una globalización segregadora, pues hay una elitización del espacio y quienes viven en los alrededores serían desplazados, pues el uso del suelo pasaría de ejidal a habitacional, lo que para ellos sería incosteable", lo que afectaría la vida cotidiana de esas personas, ya que prácticamente serían despojadas de sus tierras.

Hernández Rivera indicó que la violencia sistémica funciona criminalizando las resistencias, poniéndolas como enemigas del progreso y la modernización; por ello, el Estado es un actor activo que genera los mecanismos para legalizar este tipo de actos. Ejemplificó como, con la adquisición de las tierras para el NAIM, a través de instituciones como CONAGUA, se adquirieron predios que supuestamente iban a ser áreas naturales protegidas; de esta forma, dijo, se dan las desposesiones.

Este conversatorio fue organizado por la Academia de Cultura Científica y Humanística del plantel San Lorenzo Tezonco y estuvo moderada por el profesor Octavio Campuzano Cardona.

imagen

Foro Palestina: El muro de apartheid y vergüenza
                                             Por: Dolores Luna 

Al participar en el Foro Palestina: El muro de apartheid y vergüenza, el Excelentísimo señor Mohamed Saadat, Embajador de la Delegación Especial de Palestina en México, llamó a la solidaridad internacional para que se eviten más expansiones ilegales por parte de Israel en territorio palestino, con los consecuentes desplazamientos forzados, así como la muerte y tortura que han padecido sus compatriotas por parte de los israelíes, apoyados por Estados Unidos, pese a los acuerdos de paz con la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

En la Mesa 1: Palestina hoy, Saadat narró que el pueblo palestino siempre ha existido: "teníamos identidad, pasaporte, aeropuertos, teatros, tranvías", hasta que en 1948 se creó el estado israelí -proceso iniciado en 1917- apoyado por Inglaterra y comenzó la campaña de migración hacia Palestina "donde cometieron masacres y desplazaron a más de 850 mil palestinos a los países de alrededor y siguieron el proceso de expansión hasta llegar a 1967, cuando ocuparon el resto de Palestina, Gaza y Jordania".

Precisó que, a lo largo de este conflicto -desde 1948-, Israel inició la creación de asentamientos y prepararon a bandas sionistas para atacar al pueblo palestino, así como seguir con la expansión. "Ahora pretenden trasladar a más de dos millones de israelíes a territorio palestino en Cisjordania,  donde tienen puntos de asentamiento, bases militares y dividen a Cisjordania. Se apropian de nuestra tierra y complican cualquier solución para establecer el Estado de Palestina".
imagen

 

imagen
En la Mesa 2: El muro de apartheid y vergüenza, Maren Mantovani, activista y representante de Stop the Wall, refirió que, desde 2002, comenzó la invasión a Cisjordania y el nuevo apartheid, así como el proyecto del muro en esa zona,  con la intención de "limpieza étnica de las comunidades beduinas y palestinas".

La activista mostró imágenes del muro, las protestas del otro lado y la inacción de la ONU. "Israel demolió mil 700 hogares, entre 2000 y 2017, desplazando a casi 10 mil palestinos. Desde 1967, que Israel ocupa Jerusalén, demolieron más de 50 mil hogares. Construyen colonias ilegales donde echaron a los palestinos. En Cisjordania -de 1992 a 2017- hay 413 mil colonos ilegales".

Mantovani señaló que se quiere dejar a los palestinos sin libertad "y la derecha israelí es peligrosa por su fanatismo. El muro es vejación, segregación y control de la población. Es un sistema colonial capitalista exitoso de Israel. No gasta en tierras, gastan en la construcción del muro y hacen dinero con la construcción del muro y con la tecnología. Hoy tenemos 70 muros en el mundo y se toma este modelo israelí", concluyó. 
Indicó que, desde la perspectiva del Derecho Internacional, todo lo anterior es ilegal, pues Israel, apoyado por Estados Unidos, aplica una política de expansión, a pesar de las pláticas de paz, sin respetar las resoluciones de la ONU, ya que los pueblos tienen derecho de defenderse contra la ocupación de su territorio.

"Israel trata de crear conceptos para legalizar y darle legitimidad a la ocupación del territorio palestino, pues argumenta que la lucha contra la ocupación es terrorismo, concepto muy peligroso, porque un pueblo ocupado tiene derecho a luchar por su autodeterminación. Tratan de darle legitimidad a la fuerza, son algunas de las conclusiones que debemos tener en cuenta para entender lo que está pasando y los pasos para actuar ante estas políticas".

El embajador fustigó el doble discurso de Estados Unidos sobre derechos humanos, pues ésa es su excusa para realizar intervenciones en otros países y apoya a Israel en este caso;  puso de ejemplo el traslado de la embajada estadunidense, de Israel a Jerusalén. "Ante todo esto, luchamos contra la ocupación, por la justicia y merece la solidaridad internacional", finalizó.
imagen

En tanto, el doctor Gilberto Conde, de El Colegio de México -especialista en Medio Oriente-, presentó las semejanzas de los muros de Israel sobre Palestina y el de Trump frente a México, para lo cual mostró imágenes de puntos fronterizos de nuestro país con Estados Unidos.

Señaló que los muros se pueden clasificar por su función, como los que están hechos para dividir dos partes de un mismo pueblo, como el de Chipre o el de las dos Coreas; otros muros tratan de separar a dos pueblos que aparentemente están en conflicto, como el de Israel y Palestina, Cachemira, o el de Irlanda del Norte; los muros que construyen los países ricos para mantener el exceso de pobres -que ellos mismos producen fuera de sus fronteras- y evitar que lleguen a sus países, como el de Estados Unidos con México, o el de Ceuta y Melilla.

Conde dijo que la mayor de las veces los muros son construidos por la parte más poderosa para perpetuar la opresión. "Para el caso palestino, el muro es altamente sofisticado, pues se cuenta con tecnología de cámaras de seguridad, zona de arena para detectar huellas, mientras que el muro de Estados Unidos con Tijuana es de concreto, con un sistema de seguridad que lo  hace similar al de Palestina".

"En ambos casos, el objetivo aparente del muro es evitar al colonizado o neocolonizado transitar libremente de un estado al otro, o de un territorio a otro; es para filtrar el flujo, ellos deciden quién pasa y quién no".

"En el caso mexicano, si tienes dinero para ir y gastar, puedes pasar. En el caso de Israel y Palestina van a evitar que pases. Los muros no sólo tienen estos objetivos, también son dispositivos físicos pues son un símbolo poderoso para gobernar la mentalidad de la población colonizadora y la colonizada".

A su vez, Aracely Cortés-Galán, activista del Movimiento Mexicano de Solidaridad con Palestina, se pronunció por la solidaridad internacional, a través de una campaña de boicot de inversiones y sanciones a los países que aplican esa política. Criticó a la empresa mexicana Cemex, que tiene tres plantas en Israel y con ello hace comercio ilegal, pues  vende la materia prima para que se construya el muro que "en 2004 fue declarado ilegal por la Corte Internacional de Justicia, y que la ONU ha dicho que los asentamientos que se construyen con esa materia prima son ilegales, hablamos de un comercio inmoral, ilegal, violatorio de los derechos humanos".

imagen

Añadió que, como movimiento de solidaridad con Palestina, una de sus líneas de trabajo  es exigirle al gobierno mexicano aplicar las leyes internaciones de comercio justo y legal en nuestro país; revisar el caso Cemex y esos contratos; las compras de tecnología a Israel, pues recientemente se supo sobre el sistema de espionaje Pegasus, que se utilizó en distintas partes del mundo, incluido México.

Finalmente, señaló que 139 naciones reconocen a Palestina como Estado independiente, libre, soberano, pero México no. "El reconocimiento tiene que ir aunado a estos tratados comerciales que México tiene, de dejar de comprar esta tecnología militar. La ONU ha clasificado como genocidio y México debe replantear las relaciones diplomáticas que tiene con un país que está acusado de eso".

En tanto, Hassan Dalband, académico de la Licenciatura en Ciencia Política y Administración Urbana, y uno de los organizadores de esta actividad, se pronunció por concientizar a estudiantes y a todo público sobre Palestina, ya que Israel ha robado sus tierras, encarcelado a su población y ha torturado, secuestrado y asesinado a palestinos, incluidos científicos en otros países. 

En su intervención, mencionó las violaciones a los derechos humanos del pueblo palestino por parte de Israel -documentadas por Amnistía Internacional (AI)-, que en su informe de 2017 reportó: libertad de circulación, bloqueo de Gaza, restricciones en Cisjordania, detención y reclusión arbitrarias, tortura y malos tratos, homicidios ilegítimos, uso excesivo de la fuerza, libertad de expresión, de reunión y asociación; "no existe el derecho a la vivienda, así como se dan los desalojos forzosos, demoliciones, impunidad, violencia contra mujeres y niñas, violación de la nacionalidad, refugiados y asilados", concluyó.

imagen

Ríos y lagos por asfalto, una historia mínima de la desecación de la cuenca de México
       Por: Ernesto Aréchiga Córdoba

imagen

Hemos dividido el texto en dos partes para facilitar su lectura. Éstá es la segunda y final.
Las fotos de archivo fueron proporcionadas por Rodrigo Martínez Vargas, quien hizo el trabajo de recuperación en la zona de San Lorenzo Tezonco y Tlahuac.
 

El canal de derivación iba del canal de la Viga hasta las inmediaciones de la calzada de la Piedad y había sido construido para llevar agua limpia a una estación de bombeo que inyectaba a presión el líquido para lavar diariamente el sistema de alcantarillado moderno inaugurado en 1903. En su momento fue toda una innovación, ideada por el ingeniero Roberto Gayol, para asegurar que las alcantarillas nunca más fueran un foco de infección para la población. Pero la ciudad se había expandido hacia el sur, con la formación de la colonia Obrera y la colonia de la Doctores, fraccionamientos populares que no contaban con servicios urbanos y cuyos habitantes convirtieron el canal en su letrina particular. Nuevamente el miedo a una epidemia y a las condiciones insalubres fue esgrimido en el discurso público, esta vez para entubar el canal y construir el primer viaducto de la ciudad. El antiguo canal de derivación prevalece en la actualidad en el trazo de la avenida José Tomás de Cuéllar y doctor Claudio Bernard que va del mercado de Jamaica hasta la avenida Cuautémoc.

Pocos años después, antes de finalizar la década, fue clausurado y pavimentado el canal de la Viga, siguiendo los mismos argumentos. De esta manera se puso punto final a la práctica centenaria de proveer por vía acuática a la ciudad de México con productos provenientes de los lagos del sur y de tierra caliente a través de un sistema de canales que penetraba hasta el centro de la capital. El paisaje cambió radicalmente y los pueblos chinamperos que existían sobre la orilla oriente del canal, desde Mexicaltzingo hasta Santa Anita y Jamaica, tuvieron que buscarse nuevas formas de vivir, pues simplemente dejaron de tener el agua indispensable para sus chinampas. La navegación en trajineras quedó refugiada en los lagos del sur, entre Tláhuac y Xochimilco, donde prevalece hasta nuestros días con funciones que combinan el comercio agrícola con el turismo.
 

imagen

 

imagen

Sin embargo, la "época de oro" de cegado y pavimentación de ríos y canales llegaría un par de décadas más tarde, de la mano de un proceso de centralización que concentró en la capital mexicana servicios e industrias y del consecuente crecimiento poblacional. Se repetían los argumentos, si los cauces de ríos eran usados como vertederos de aguas negras por la población, entonces era necesario entubarlos y taparlos como medida de higiene pública urbana y para aprovechar su cauce como ruta para el transporte automotor. El proyecto para entubar los ríos de la Piedad, del Consulado y de la Verónica para crear una anillo de circunvalación que rodeara la ciudad de México fue propuesto por el urbanista y planificador Carlos Contreras en la década de los treinta, pero fue construido parcialmente e inaugurado por el gobierno de Miguel Alemán entre 1949 y 1952, aunque con algunas modificaciones. Era más corto, pues se reducía al Viaducto de la Piedad construido en un tramo del cauce del río del mismo nombre. Sobre la avenida construida por encima del tubo de desagüe no corría ningún sistema de transporte colectivo, como lo había propuesto originalmente su diseñador, sino exclusivamente automóviles particulares.

Más tarde, entre 1960 y 1964, en sus informes de gobierno el presidente Adolfo López Mateos haría el optimista recuento de las obras de entubamiento de ríos y su transformación en avenidas modernas para la ciudad: el río Magdalena, otro tramo del río Consulado, el río Becerra, el de Tacubaya y otro tramo del río de la Piedad, el río de San Joaquín, 12 kilómetros del río de Churubusco y el 7 kilómetros del Canal de Miramontes, unos kilómetros del río Mixcoac. Durante el mandato de Díaz Ordaz  se prosiguió con el entubamiento de río Mixcoac. Bajo la presidencia de Luis Echeverría, entre 1972 y 1976, se culminó el Circuito Interior, con sus 47 kilómetros de vías rápidas sobre los entubados ríos de Churubusco, la Verónica y el Consulado.

Reiteramos entonces. En la parte más alta de las sierras, desde su origen en manantiales y a lo largo de algunos kilómetros, los 14 ríos perennes llevan agua limpia que al introducirse al entramado urbano es entubada y mezclada con las aguas residuales. El gran canal porfiriano aún está en uso y conduce una parte de las aguas negras de la ciudad, pero desde los años cincuenta se determinó la necesidad de construir un sistema mayor, denominado drenaje profundo, cuyas galerías de seis metros de diámetro corren de sur a norte a profundidades que van de los 60 a los 200 metros bajo el nivel del suelo. Fue inaugurado por el gobierno de Luis Echeverría y presentado como la solución definitiva al secular problema de las inundaciones, cosa que no ha ocurrido de manera tan contundente. Para dar cauce a las aguas de este drenaje se horadó por tercera y cuarta ocasión la cuenca por su lado norte, para alimentar la vertiente del río Tula. Ahí, en el estado de Hidalgo, existen tres distritos de riego, entre los más grandes de la nación, que usan esas aguas negras para agricultura forrajera. Después, las aguas siguen su cauce

hacia el río Pánuco hasta terminar en el Golfo de México. A partir del gobierno de Felipe Calderón, comenzó a construirse el túnel emisor oriente, en marcha todavía, un complemento del drenaje profundo que realizará la quinta horadación de la cuenca para desaguarla.

Visto así, en la mediana y larga duración, observamos que si la intervención humana ha modificado radicalmente la cuenca de México, la mayor y más profunda fase de las transformaciones a su medio ambiente ha ocurrido en la época independiente de nuestra nación, es decir, ha sido realizada por los mexicanos ya propiamente hablando como tales. Mientras que para construir el gran canal del desagüe, Porfirio Díaz recurrió a la ingeniería británica, la mayor parte de las obras del siglo XX ha sido producto de la ingeniería mexicana.

A menudo, la vastas obras hidráulicas de la cuenca de México han sido presentadas con verdadero orgullo como logros auténticos de nuestra ingeniería nacional. Sin duda, el drenaje profundo, o las obras para extraer el agua potable de Xochimilco, que datan de principios del siglo XX, o para importarla de la cuenca del río Lerma, desde la década de 1940, y del río Cutzamala, a partir de la década de 1970, constituyen un formidable sistema hisdráulico, admirable en muchos

sentidos y terrorífico en muchos otros.

Desde esta perspectiva, considerando la política de entubar los ríos y asfaltar sus cauces, de desaguar la cuenca, extraer agua potable del subsuelo e importar agua de otras cuencas, el gran beneficiario de todo el proceso en conjunto ha sido el auto o, por mejor decir, la industria automotriz y, a su lado, los grandes especuladores urbanos que expanden una y otra vez los límites de la ciudad. En poco más de cien años se pasó de unas cuantas decenas de automóviles al 5.4 millones de automotores registrados solamente en la ciudad de México, el antiguo Distrito Federal. En el Estado de México, cuyos municipios de mayor población están conurbados con la ciudad de México, existen registrados 7.27 millones de vehículos. Y aunque en esta cuantificación no distinguimos entre transporte público y privado, los efectos de largo plazo son devastadores, mientras medios de transporte masivo como el tranvía, los trenes de medianías o el metro no han crecido al mismo ritmo que lo ha hecho la población ni en la medida en que se ha expandido la gran Ciudad de México.

El entramado urbano ha pasado de un par de decenas de km2 a más de 1300 km2, cubriendo superficie mayor a la que abarcaron lagos actualmente desecados.
imagen

De poco más de 300 mil habitantes en la actualidad somos casi 20 millones los seres humanos que habitamos en la cuenca de México. A más calles asfaltadas, mayor el volumen de agua pluvial que no es absorbida por la tierra y se canaliza forzosamente hacia el sistema de drenaje superficial y profundo, hasta saturarlo. A mayor bombeo del agua del subsuelo para distribuirla entre la población, mayor el ritmo de hundimiento del suelo de la ciudad y mayores dificultades para conducir las aguas residuales por simple fuerza de gravedad, por consiguiente, mayor dependencia de las plantas de bombeo e incapacidad técnica para evitar de manera absoluta las inundaciones. Y para colmo, el agua potable no alcanza para satisfacer las necesidades de todos los pobladores. Existe una distribución deficiente y desigual, y se calcula que hasta un 40% del agua potable se desperdicia en fugas.

Andamos sobre ríos y lagos cubiertos por asfalto. ¿Hay lugar para la utopía o sólo nos queda esperar una catástrofe, una distopía del estilo propuesto en la película de Mad Max? Para lograr un cambio radical y favorable a la humanidad y al medio ambiente es indispensable cambiar de paradigma. Hacer una alianza con el agua. Existen proyectos en ese sentido, como el Ecoducto, un pequeño tramo de 1.6 kilómetros sobre el Viaducto de la Piedad, donde se ha creado un parque lineal cuya vegetación es regada con el agua del río Piedad tratada en una pequeña planta situada en el mismo lugar. Existen otros, más ambiciosos tal vez, que no han sido llevados a la práctica como el proyecto ideado por un grupo de ingeniero y arquitectos encabezado años atrás por el arquitecto Teodoro González de León bajo el título "Retorno a la ciudad lacustre" y recuperado por uno de sus discípulos, el arquitecto Alberto Kalach, en el proyecto "Ciudad futura". 

La cancelación del aeropuerto en Texcoco brindaría una oportunidad para esta clase de proyectos que necesariamente exigen inundar áreas y conservarlas, a la manera en que fue creado el lago Nabor Carrillo en la década de 1970, como parte de un programa de rescate integral del vaso y la región de Texcoco. Asimismo, en la parte sur de la cuenca, entre Chalco y Xochimilco, quedan los restos de un sistema lacustre que urge rescatar, aprovechando la declaratoria de la UNESCO que otorga a la zona un reconocimiento de patrimonio mundial. El rescate ahí debe enfocarse a restaurar y mejorar la calidad del agua, para alimentar el sistema canalero y darle apoyos a los productores chinamperos. Contando con agua de mejor calidad, de las chinampas podría salir buena parte de los alimentos consumidos por la ciudad de México como antaño sucedía y los campesinos de la región podrían encontrar una oportunidad de continuar con las labores que aprendieron de sus padres y abuelos. Continuar con el paradigma actual resulta suicida para la ciudad de México y quienes en ella vivimos. Acaso habrá que repetir como mantra, "el agua es nuestra aliada, no nuestra enemiga" y actuar en consecuencia.

imagen

Sanciones por daños al patrimonio cultural
                                                                               Por Margarita López

"La Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicas, Artísticos e Históricos, en su capítulo sexto, establece una serie de sanciones para quienes atentan o cometan un delito en contra el patrimonio cultural edificado, por ejemplo: cuando se hace una exploración de una zona arqueológica y se encuentran vestigios arqueológicos y no se da aviso al Instituto Nacional de Antropología e Historia, (INAH), quien tiene la facultad del cuidado del patrimonio cultural de nuestro país, se incurre en un delito de carácter federal, que persigue la Fiscalía General de la República (FGR)", dijo Uriel Sánchez Amado, de la Coordinación Nacional de Monumentos Históricos del INAH, en el marco de las conferencias que sobre la ley de monumentos organiza la Coordinación de Difusión Cultural.

El ponente se refirió a las afectaciones al patrimonio cultural edificado -como el saqueo o robo de vestigios arqueológicos, históricos o artísticos y el tráfico ilícito de bienes culturales- debido, entre otros factores, a la ignorancia o prácticas agrícolas. Cuando los campesinos aran sus tierras o con el uso de tractores, y encuentran e incluso venden vestigios arqueológicos a coleccionistas que lucran con este patrimonio y repercute en la pérdida de memoria histórica de nuestros país, no dan aviso al INAH por temor a que les expropien sus tierras; esto no es así, pero si no dan aviso caen en un delito grave.

"Otra de las causas de esta afectación es por negligencia o por corrupción de las mismas autoridades de las instituciones culturales. Por un lado desconocen lo que resguardan las instituciones y la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicas, Artísticos e Históricos, como en el caso del INAH, INBAL y FGR. En ocasiones los ministerios públicos federales de las fiscalías desconocen lo que estos institutos conservan, por lo que es necesario capacitar a estas autoridades", subrayó Sánchez Amado.

imagen

El patrimonio cultural edificado también se ve afectado por la destrucción o deterioro por causas antropogénicas -los que ocasiona el hombre- ya que al ampliar o modificar los espacios daña el entorno del patrimonio. Ejemplo de ello son las tiendas o centros comerciales que construyen en las zonas arqueológicas; de acuerdo a lo que la ley establece, este tipo de edificaciones tienen que estar fuera de estas zonas. La intervención y participación de la sociedad y de los especialistas verifican que no se realicen este tipo de construcciones dentro de ellas.

"Estas afectaciones se presentan cuando modificamos nuestro entorno sociocultural, por obras de infraestructura urbana y de servicios. Es decir, cuando abrimos calles, construimos empresas, carreteras, líneas de transmisión, líneas del metro, drenaje, modificación de fachadas de edificios históricos, etcétera. Estos hechos tienen que ser sancionados por la ley y por su respectivo reglamento", señaló Sánchez Amado.

El ponente resaltó la necesidad de tener una cultura de la prevención y actuar antes, durante y después de las emergencias, a través del Centro Nacional de Prevención de Desastres Naturales, para proteger el patrimonio cultural edificado, entre los que también están las colecciones de los museos y las bibliotecas que tienen un fondo bibliográfico; también recomendó e invitó a realizar las denuncias correspondientes para salvaguardar el patrimonio cultural edificado de México.

En ese contexto, Sánchez Amado mencionó algunas sanciones establecidas por la Ley, por ejemplo: cuando se obtengan materiales de exploración arqueológica, ya sea por excavación, remoción o por cualquier otro medio, o que se introduzcan dentro de los monumentos inmuebles o zonas de monumentos arqueológicos, la sanción corresponde a prisión entre tres a diez años y con una multa de 1,000 a 3,000 salarios mínimos (S.M.) vigentes de la Ciudad de México.

imagen
"Cuando el INAH comisione y autorice la ejecución de trabajos arqueológicos a uno de sus trabajadores, y éste encuentra vestigios arqueológicos y se las lleva a su casa sin notificar al instituto, comete un delito y será sancionado con prisión de tres a diez años y con una multa de 2,000  a 3,000 S.M.; al igual que aquel que realice un acto traslativo de dominio de un monumento arqueológico, como lo señala el Artículo 49", puntualizó el ponente.

El Artículo 50 dice que, quien ilegalmente se apodere de un monumento, mueble arqueológico, histórico o artístico, tendrá de tres a diez años de prisión y 2,000 a 3,000 S.M. de multa; el 52 señala que quien dañe o destruya un monumento arqueológico, artístico o histórico, tendrá prisión de tres a diez años y multa hasta por el valor del daño causado;
imagen
el 53 señala que quien pretenda sacar del país un monumento arqueológico, artístico o histórico, tendrá una pena de cinco a doce años y 3,000 a 5,000 días de S.M.

Finalmente, el Dr. Sánchez Amado apuntó que, recientemente, se adicionó a la ley federal el Artículo 53 Bis, que dice: quien introduzca a territorio nacional o saque del país o transfiere la propiedad de bienes culturales, prisión de tres a doce años y multa de 2,000 a 4,000 días de S.M. vigente. Los bienes de que se trate quedarán incautados a disposición de las autoridades del país de origen.

 

    Reformas y adiciones a la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicas, Artísticos e Históricos
                                                    Por Margarita López

"En la actualidad existen muchas leyes anacrónicas, que no concuerdan con el contexto sociocultural de cada sociedad, por lo que se requiere realizar una serie de reformas a diversas leyes, por ejemplo -en el caso de México- de las diez reformas hechas a la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicas, Artísticos e Históricos, la primera se efectuó el 23 de diciembre de 1974, siendo presidente de la república Luis Echeverría Álvarez, donde se incorporó la participación de autoridades de las entidades federativas y municipios; ya no solamente estaban a cargo el Presidente de la República, el Secretario de Cultura o los institutos Nacional de Antropología e Historia y Bellas Artes y Literatura. En el periodo de Enrique Peña Nieto se dieron cinco nuevas reformas a la Ley", preciso Uriel Sánchez Amado, en el marco de las conferencias.

En la reforma de 1974 también se incluye la conservación y restauración de monumentos históricos o artísticos, así como de la supletoriedad de la ley establecida en el Artículo 19, fracción 2ª, y la aplicación de los ocho tratados internacionales que México ha firmado y ratificado, y la reforma al Artículo 54, sobre el tráfico ilícito de bienes culturales, donde a los saqueadores del patrimonio arqueológico se considera como delincuentes habituales.

En el período de José López Portillo -el 31 de diciembre de 1981- se le quita el primer párrafo al Artículo 18, que decía:los registros, concesiones, autorizaciones, permisos,

imagen

dictámenes periciales, asesorías y demás servicios que proporcionen los institutos en términos de esta ley y de su reglamento causarán derechos correspondientes. Dicho párrafo refiere que el INAH, al momento de su creación -3 de febrero de 1939-, hacía una labor de inspección del patrimonio cultural, figura que se abrogó en esta disposición; es decir, ya no existe la figura de inspectores para verificar los daños al patrimonio cultural.

"El INAH ya no tiene la figura de registrador de base, sólo de contrato. Esta labor, por falta de presupuesto, ya no se realiza, pero por su importancia tendría que incluirse en esta disposición. En cuanto a las autorizaciones, permisos, dictámenes periciales y asesorías, se sigue realizando por el INAH y el INBAL. El Artículo 9 dice que los institutos deberán otorgar asesoría profesional gratuita, en casos de vestigios arqueológicos o afectaciones en los monumentos históricos y artísticos. Después de 1981 este párrafo se eliminó" añadió.

En el período de Miguel de la Madrid se efectuó una adición al Artículo 33, relacionada a la determinación y características que debe tener el monumento artístico, es decir, su valor estético relevante. El Artículo 34 -relacionado al funcionamiento de la Comisión Nacional de Zonas y Monumentos Artísticos- también se reformó, en el sentido de que dicha comisión será presidida por el Director General del INBA y Literatura, y en sus sesiones deberán estar presentes la mitad de sus miembros. En 1986 se incluyó el Artículo 28 bis, que se refiere a los monumentos paleontológicos, es decir, que todos los vestigios fósiles que existen en nuestro país merecen ser protegidos, no sólo los monumentos arqueológicos.

Felipe Calderón Hinojosa hizo importantes modificaciones a esta ley. La primera fue en el Artículo 14, que es el cambio de destino de los bienes muebles e inmuebles, sobre todo cuando estos monumentos son declarados como monumentos arqueológicos, artísticos e históricos. La modificación al Artículo 18, párrafo 2, incluye el servicio de los antropólogos -ya no solamente de los arqueólogos- titulados a cargo del gobierno federal, además de la forma de participación de los organismos descentralizados, así como de la Ciudad de México; el Artículo 20 habla sobre quiénes deben cumplir dicha ley.

imagen
Por último, Sánchez Amado comentó que entre las cinco reformas de Peña Nieto destacan la adición del Artículo 28 TER, que se refiere al patrimonio cultural subacuático, que dice que las disposiciones sobre preservación e investigación en materia de monumentos y zonas de monumentos arqueológicos e históricos serán aplicables a los rastros de existencia humana, que tengan un carácter cultural, histórico o arqueológico, localizados en la zona marina de los Estados Unidos Mexicanos, que hayan estado bajo el agua parcial o totalmente, de forma periódica o continua, tales como: los sitios, estructuras, edificios, objetos y restos humanos, junto con su contexto arqueológico y natural; los buques, aeronaves, otros medios de transporte o cualquier parte de ellos. Su cargamento u otro contenido, junto con su contexto arqueológico y natural; y los objetos de carácter prehistórico.

"Quedan exceptuados del párrafo anterior los buques y aeronaves de estados extranjeros, cualquier parte de ellos, su cargamento u otro contenido, que gocen de inmunidad soberana conforme a derecho internacional. Las autorizaciones para realizar investigación y exploración de los bienes a que se refiere el primer párrafo, se sujetarán a lo establecido en el artículo 30 de esta Ley" puntualizó al finalizar su ponencia.

imagen

 

Megaproyectos, geopolítica y territorios indígenas
                                                           Por: Margarita López

"La comprensión de la palabra es darnos cuenta que, entender las condiciones de la vida, es el problema fundamental que hoy y siempre ha tenido la humanidad. Actualmente nos cuesta trabajo discernir las palabras justas para comprender la crisis ambiental y -a través de esa comprensión de la palabra- orientar acciones", aseveró  Enrique Leff Zimmerman, coordinador de la Red de Formación Ambiental para América Latina y el Caribe en el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, en el marco del Foro Megaproyectos, Geopolítica y Territorios Indígenas, que se llevó a cabo en el Museo de la Ciudad de México.

"Lo que nos convoca es la crisis ambiental, el efecto de una falla histórica de comprensión de la vida", dijo en la conferencia Neoextractivismo, entropía y sustentabilidad de la vida. "La humanidad ha tardado mucho en entender cómo se creó y cómo evoluciona la vida desde el caos universal y la trascendencia de las ideologías religiosas que siguen prevaleciendo; como ser simbólico, el ser humano tiene que agarrarse de lo que pueda para poder existir".

En el encuentro -organizado por la Red Mexicana de Estudios de Movimientos Sociales, IBERO, el Geospatial Information Interoperability Exploitation Portable (GIIEP), el Centro Académico de la Memoria de Nuestra América (CAMeNA), y los Colegios de Humanidades y Ciencias Sociales y Ciencias y Humanidades (UACM)-  aseguró que no basta toda la física nuclear y cuántica en la investigación de los agujeros negros para llegar al punto en el cuál meditamos en la ecología.

"El punto de dificultad para comprender lo que quería decir la física era ni más ni menos que el logos -esta característica propia del orden simbólico, lo que mucho después Nietzsche llamó la voluntad de progresar, esa impronta de querer aprender la naturaleza y controlarla desde la posición humana- tenía una característica muy particular de recolectar, y en esa recolección llevar el pensamiento originario a lo uno: el ser, esa voluntad de unificación".

Leff, profesor de la División de Posgrado de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, señaló que "necesitamos muchas palabras para comprender que la evolución es así, más allá de cómo serán las mutaciones genéticas. Vemos que la diversidad de vida que hay en el planeta es efecto de esa cualidad emergencial, de ese proceso de evolución que es diversificante. Es decir, hay una naturaleza de la naturaleza, el modo de ser de la vida organizada, es hacia la diversidad".

"La diversidad del orden de la vida se da en el orden del género humano, se da en la vía de la diversificación. La diversidad de la vida que existe en el planeta es producto de la evolución creativa de la vida misma, pero también de los modos de intervención humana que llevaron a la maravillosa diversidad genética del maíz, de la papa o de los cultivos. Siempre en la evolución complejizante de la vida se dio esa conjunción, es decir, antes de que este logos diera un giro por toda la historia de la metafísica hacia el orden de lo medible, o a la traducción de todo lo existente" añadió durante su intervención. 

"Hoy, por primera vez en la historia de la humanidad, empezamos a darnos cuenta de los límites de haber intervenido de esa manera los destinos de la vida, y eso lo entienden los pueblos de la Tierra mejor que nadie, porque el capital es la reducción de todo el valor económico de lo existente, y eso se convirtió -a través de un proceso ideológico, esa forma de conformación de nuestra mente, o de nuestros imaginarios de existencia como en el destino natural de la humanidad- en lo que se llama: el desarrollo, el progreso, el crecimiento sin límites; esto se ha incorporado e incrustado -de tal manera- en el modo de comprensión de nuestro sentido de la vida que, salido de ese objeto -cómo decía Max Weber:  una jaula de racionalidad-, realmente estamos como pájaros enjaulados", aseveró el investigador. 

"En ese modo de comprensión de lo que debería de ser, o de lo que estamos destinados a ser -cómo si eso fuera la naturaleza de la humanidad, el destino propio- y si allí nos llevamos de paso  a la 
imagen
biodiversidad del planeta, lo calentamos o autodestruimos los ecosistemas, como dicen muchos, son los costos naturales de un progreso que no hay  que detener", precisó el ponente.

"Quisiéramos que estuviera clara nuestra responsabilidad histórica. Para eso se necesita tener una cierta claridad de cómo estamos ubicados en esta problemática, que ha atajado el bienestar, el desarrollo de este país y del mundo. Entonces hablemos y reflexionemos sobre -otra vez el sentido de las palabras­- conocer la trascendencia de la transformación de qué y hacia dónde; necesitamos una comprensión de carácter ontológico, entender la naturaleza de las cosas mismas, cómo son y en qué condiciones estamos pensando esto".

"Cuando hablamos de transformaciones históricas, los caminos que se están poniendo en juego nos ponen a pensar en el sentido de las palabras; si  pienso en la historia  de la  evolución de la vida  en ese

contexto, hay un momento fundamental de trasformación del universo en la constitución de la vida en este planeta. Allí hubo un momento fundacional enigmático, mucho más enigmático que las paradojas por las cuales atravesamos de emergencia, del orden simbólico, del pensamiento, la constitución de la vida".

"Si no fuera por la capacidad de resistencia de la biosfera ante los modos de intervención del capital, efectivamente ya hubiéramos acabado con la vida en el planeta, lo que nos muestra la crisis ambiental. Es la gran falacia eso de que mientras más avanzamos en querer dominar, a través de la cosificación del mundo, más desatamos los demonios y más se degrada el planeta y la vida misma; en ese proceso llegamos a los años sesentas del siglo pasado, donde estalla esta bomba que se venía preparando desde la instauración de ese logos humano traducido en la representación de la idea, que después Heidegger denominó la era de la imagen del mundo, que no es otra cosa más que la actualización de este modo de comprensión de las cosas del mundo", precisó el doctor Leff.

"Estalla la bomba poblacional por los avances de la medicina, la facultad de fundación del género humano llevaba a una capacidad de su reproducción en el planeta de no haberle puesto algún freno, aunque desde entonces el problema no era la cantidad de seres humanos que estaban destruyendo el planeta por sus necesidades de consumo, sino que era mayor la ganaderización que provocaba el desastre ecológico, la crisis ambiental".
imagen

"Después de que todos creíamos que estábamos en el barco correcto del progreso, salvo que los subdesarrollados no hemos aprendido bien cómo transitar ese camino, o estábamos condenados por las estrategias y por la dependencia económica, tecnológica y científica, estamos embarcados en una inercia de un proceso que se ha instaurado en el mundo; ese modo de comprensión de un mecanismo perverso -que es el modo de producción capitalista- que actúa para activar la pulsión del crecimiento", enfatizó.

"Debemos entender que el proceso de acumulación y de reproducción ampliada del capital es un proceso siempre in crescendo, que se alimenta de la naturaleza ya objetivada, cosificada para ser insumida a ese orden que traga a cualquier tipo de materia para producir mercancías -que supuestamente son una necesidad fundamental para resolver nuestros problemas de alimentación, de vestido para vivir. Los buenos indígenas saben que por allí no va la cosa. Empezamos a darnos cuenta de que nosotros tampoco, que la vía para satisfacer nuestras necesidades no es el incremento del producto interno bruto".

"Lo importante es que nos demos cuenta que esa jaula de racionalidad, que dijo Weber, es mucho más que una jaula con un pajarito adentro; que verdaderamente se acerca más a los instrumentos de tortura que van apretando hasta que el cuerpo no da más. Es decir, allí hay una perversión que no alcanzamos a entender. Debemos deconstruir el orden que gobierne un mundo, un orden absolutamente anti natura, de racionalidad técnico-económica que está apabullando esas condiciones de existencia de la vida misma, que afectan la vida humana".

"Hoy no se puede pretender regenerar y recuperar al país, sin darnos cuenta de la crisis civilizatoria en la cual estamos inmersos. No podemos seguir viendo miopemente al mundo si nos oprime la corrupción, la inseguridad, el narcoterrorismo; esas cosas que no sabemos cómo se solucionan, por más que haya buenas intenciones".

Leff Zimmerman -coordinador de la Unión de Científicos con Compromiso Social (UCCS)- externó su deseo de que la 'Cuarta Transformación' se inscriba en el orden del cosmos, "el orden de la humanidad, haciéndose cargo de las condiciones termodinámicas, ecológicas, simbólicas y culturales de la existencia humana, porque hoy los destinos de la vida en la Tierra estarán conducidas por los modos de intervención humana sobre el planeta; los que están en marcha no son los que van a salvar la vida del planeta ni la existencia humana", expresó al finalizar su ponencia.

imagen

Después de casi una década ininterrumpida de haber iniciado el Seminario Permanente de Socio Antropología, la académica Olivia Leal Sorcia presentó el plan de trabajo relativo a la planeación de las sesiones que se llevarán a cabo durante este 2019.

Mencionó algunos de los logros alcanzados durante este período, señalando que las discusiones, aportaciones y reflexiones de cada uno de las y los integrantes, ha permitido generar acervos novedosos de conocimiento en torno a la socio antropología, mismos que se han expuestos en congresos, coloquios, mesas redondas de antropología y sociología, además de la generación de ponencias, artículos y tesis de grado por parte de tesistas egresados de la Licenciatura en Ciencias Sociales y profesores-investigadores de la UACM. 

Recordó que, de los tópicos abordados a lo largo de las sesiones, destacan aquellos en torno a autores y corrientes de pensamiento que abiertamente se han caracterizado como socio antropológicas.

    Etnografía socio-antropológica contemporánea
                                            Por: Margarita López

imagen

"También se han problematizado propuestas institucionales, principalmente plasmadas en programas y planes de estudio, donde se han vinculado interdisciplinariamente la antropología social y la sociología, particularmente en Estados Unidos, Francia y México" puntualizó la académica.

"Otro de los tópicos se vincula con el manejo de métodos cuantitativos y cualitativos de investigación, destacando la propuesta de una etnografía socio-antropológica. Finalmente, aunque no de forma exhaustiva, se han abordado temas viejos y contemporáneos, analizados desde el discurso disciplinar de la antropología social y de la sociología, entre otros, así como la reflexión en torno a una discusión sobre lo local y lo global, temas que se han venido trabajando para dimensionar a un análisis socio antropológico, sobre todo con algunos autores que se analizaron durante estas sesiones" añadió.

En ese contexto, Leal Sorcia señaló que el objetivo principal para este año es la integración de un libro donde se presente un panorama amplio sobre la socio antropología, con la participación como autores de egresados que participan y han participado en el seminario, así como de académicos y profesionistas que también han venido reflexionando en torno al cruce disciplinar.

imagen

Para el logro de dicho propósito se organizarán sesiones bajo el formato de seminario-taller, donde se impulsará un diálogo crítico hacia los textos de los autores, que serán discutidos por los participantes al seminario, con la finalidad de que las versiones finales se nutran de los comentarios y observaciones de todos los y las participantes.

"En ese sentido, la meta es contar con el borrador de un libro hacia el mes de septiembre de este año, para lo cual se revisarán un máximo de tres artículos por sesión, cuya revisión y discusión estará a cargo de dos, o máximo tres, personas en cada sesión de los meses de marzo, abril, mayo y junio; después se analizarán un promedio de entre dos y tres textos" detalló durante su intervención.

"El libro tendrá que estar integrado entre septiembre-octubre. En septiembre se discutirá la orientación del libro, para hacer la integración y pasar a la parte de la edición; el reto será contar con un producto que pueda entregarse al Colegio de Humanidades y Ciencias Sociales para su dictaminación que, en promedio, llevaría un año. Contando con este requisito se buscará financiamiento dentro de la misma UACM", finalizó.

imagen
imagen
imagen